todo sobre la raza pastor aleman

Pastor Alemán: Características, cuidados y alimentación para dueños preocupados

El Pastor Alemán es una raza reconocible y distintiva, conocida por su aspecto musculoso y atento, así como por su porte orgulloso.

Su pelaje puede tener diferentes colores y consiste en un manto superior duro, áspero y lacio, junto con un manto inferior grueso.

En cuanto a su personalidad, desarrolla un vínculo estrecho con su amo y disfruta pasar tiempo con él.

Su inteligencia y lealtad los hacen adecuados para tareas de trabajo. ¿Sabes qué son los perros de trabajo?

Asimismo, es fundamental brindar una alimentación adecuada, cuidar de su pelaje y realizar revisiones veterinarias periódicas.

guia completa sobre el pastor aleman

Tabla de contenido

Origen y evolución del Pastor Alemán

El Pastor Alemán tiene sus raíces en el siglo XIX, cuando los perros pastores alemanes comenzaron a ser criados y seleccionados por sus habilidades.

A medida que la necesidad de perros pastores y de trabajo se hizo más relevante, se buscó crear una raza que fuera versátil, inteligente y capaz de realizar diversas tareas.

Los pastores alemanes en el siglo XIX

Durante el siglo XIX, los perros pastores alemanes eran reconocidos por su habilidad para pastorear y proteger el ganado. Sin embargo, no había una raza estandarizada en términos de apariencia y características.

Cada región tenía sus propios perros pastores con variaciones en tamaño, pelaje y temperamento.

El papel de Von Stephanitz en la creación de la raza

Fue en este contexto que el capitán Max Von Stephanitz desempeñó un papel fundamental en la creación y estandarización de la raza del Pastor Alemán.

Von Stephanitz buscó unificar los diversos perros pastores alemanes en una sola raza que tuviera cualidades superiores.

En 1899, fundó el primer club dedicado exclusivamente al Pastor Alemán, llamado Verein für Deutsche Schäferhunde (SV).

origen del pastor aleman Max Von Stephanitz

El Club del Pastor Alemán y su influencia

El club del Pastor Alemán, fundado por Von Stephanitz, se convirtió en un punto de referencia para la cría y mejora de la raza.

A través de un programa de cría selectiva, se buscaba mantener y mejorar las cualidades deseables del Pastor Alemán, como su inteligencia, lealtad y capacidad de trabajo.

Además, el club se encargó de establecer estándares de apariencia y características físicas para la raza.

El Pastor Alemán fue incluido en la FCI (Federación Cinológica Internacional) el día 01/01/1955.

Características físicas del Pastor Alemán

El Pastor Alemán destaca por su apariencia bien proporcionada y su porte orgulloso.

A continuación, detallaremos las características físicas más relevantes de esta raza:

Tamaño y peso estándar

Según los estándares, la altura ideal para los machos es de 63 cm y para las hembras es de 58 cm.

En cuanto al peso, varía entre 30 y 36 kg. Estas medidas garantizan que el Pastor Alemán tenga una estructura adecuada para su función como perro de trabajo.

Pelaje y colores

El pelaje del Pastor Alemán consta de un manto superior duro, áspero y lacio, junto con un manto inferior grueso que le proporciona protección contra las inclemencias del tiempo.

En cuanto a los colores permitidos, se encuentran el negro y fuego, aunque también se aceptan otros colores como el gris y el sable.

Es importante mencionar que el pelaje blanco no es reconocido oficialmente en la raza.

pelaje y colores pastor aleman

Estructura corporal y características destacadas

El Pastor Alemán tiene una estructura corporal bien definida. Su cabeza es ancha y se estrecha hacia un hocico afilado. Sus ojos son de tamaño mediano y de color oscuro, transmitiendo inteligencia y avidez. También se distinguen por sus orejas largas y erguidas, que les otorgan una apariencia atenta y alerta.

En cuanto a su cuerpo, el Pastor Alemán tiene una espalda nivelada y musculosa. Su cadera se curva hacia abajo, lo que le proporciona agilidad y resistencia en el trabajo. Su cola es densamente poblada y llega hasta la altura de los corvejones.

Las orejas erectas del Pastor Alemán

Una de las características distintivas del Pastor Alemán son sus orejas, que se mantienen erguidas. Esta característica es una de las razones por las cuales esta raza es tan reconocible y distintiva.

Las orejas erectas aportan una apariencia imponente y atenta al Pastor Alemán, lo que refuerza su imagen de perro guardián y protector.

Comportamiento y temperamento del Pastor Alemán

El Pastor Alemán es conocido por su estrecho vínculo con su amo y su lealtad inquebrantable.

Esta raza desarrolla una conexión especial con su dueño y disfruta pasar la mayor parte del tiempo junto a él.

Son perros que demuestran un profundo cariño y devoción hacia su familia humana, siempre dispuestos a protegerlos y hacerlos sentir seguros.

Vínculo estrecho con su amo y lealtad

El Pastor Alemán establece un vínculo muy fuerte con su dueño, convirtiéndose en un compañero fiel y leal.

Son perros que están dispuestos a hacer todo lo posible para complacer a su amo y estar a su lado en todo momento.

Esta lealtad se muestra en su actitud protectora y su disposición para velar por la seguridad de su familia.

Actitud de guardián y necesidad de socialización

A pesar de su actitud de guardián y protector, es importante destacar que el Pastor Alemán requiere una adecuada socialización desde cachorro.

Esto les permite relacionarse de manera positiva con personas y otros animales, evitando problemas de comportamiento en el futuro.

Con una socialización adecuada, su instinto de protección puede canalizarse de manera equilibrada.

Inteligencia y capacidad de aprendizaje

El Pastor Alemán es una de las razas de perros más inteligentes que existen. Son ávidos aprendices y tienen una notable capacidad para comprender y ejecutar comandos.

Esta inteligencia, combinada con su lealtad, los hace aptos para diversas tareas y actividades, como perros de servicio, de búsqueda y rescate, así como perros guía para personas con discapacidad visual.

Actividades recomendadas y compañía de niños y otras mascotas

Los Pastores Alemanes son perros enérgicos y activos que necesitan ejercicio físico diario para mantenerse equilibrados y felices. Les encanta participar en actividades al aire libre, como correr, caminar, hacer senderismo o jugar a buscar la pelota. Estas actividades ayudan a satisfacer su necesidad de ejercicio y estimulación mental.

Además, son excelentes compañeros de juego para los niños debido a su naturaleza protectora y paciente. Sin embargo, es importante supervisar las interacciones entre el perro y los niños para evitar cualquier situación que pueda resultar incómoda o peligrosa para ambas partes.

En cuanto a la convivencia con otras mascotas, si se les socializa adecuadamente desde cachorros, los Pastores Alemanes pueden llevarse bien con otros perros y animales. Sin embargo, es necesario prestar atención a las primeras interacciones y asegurarse de que se desarrollen de manera positiva y segura.

Cuidados y alimentación del Pastor Alemán

Alimentación adecuada según etapa de vida

La alimentación es un aspecto crucial para garantizar la salud y el bienestar del Pastor Alemán.

Durante los primeros meses de vida, los cachorros necesitan una dieta rica en proteínas, vitaminas y minerales para un crecimiento adecuado. Se recomienda alimentarlos con alimentos específicos para cachorros de raza grande, divididos en varias comidas pequeñas al día.

Conforme vayan creciendo, deberás ajustar las porciones según su nivel de actividad y transición a una alimentación adecuada para perros adultos. En este caso te recomendamos el pienso Satisfaction Regular Maxi.

Conforme tu perro se vaya haciendo mayor, tendrá otras necesidades metabólicas. Para los perros mayores de 7 años se recomienda utilizar un alimento senior que tiene un aporte calórico más moderado y un extra de condroprotectores.

Ejercicio diario y estimulación mental

El Pastor Alemán es una raza activa y enérgica que requiere ejercicio diario para mantenerse saludable y feliz.

Se recomienda proporcionarles al menos una o dos horas de actividad física, como paseos largos, juegos de lanzar pelotas o prácticas de obediencia.

Además del ejercicio, es importante estimular su mente mediante juegos de inteligencia, rompecabezas para perros y actividades de entrenamiento que desafíen su capacidad de aprendizaje.

Mantenimiento del pelaje y cuidado de la piel

El Pastor Alemán tiene un pelaje denso y de doble capa que requiere cuidados regulares. Se recomienda cepillarlo varias veces a la semana para eliminar el pelo muerto y evitar enredos.

Además, es importante revisar su piel en busca de posibles irritaciones, parásitos o alergias. Si observas cualquier problema, como enrojecimiento o descamación, es recomendable acudir al veterinario para un diagnóstico y tratamiento adecuado.

Revisiones veterinarias y prevención de enfermedades comunes

El Pastor Alemán es generalmente una raza saludable, pero puede ser propensa a ciertas enfermedades y condiciones.

Es importante realizar revisiones veterinarias periódicas para detectar cualquier problema de salud de manera temprana.

Además, se recomienda mantener las vacunas y desparasitaciones al día siguiendo el calendario de vacunación recomendado por el veterinario.

También es fundamental proporcionar una dieta equilibrada y rica en nutrientes para fortalecer su sistema inmunológico y prevenir enfermedades comunes como la displasia de cadera, la displasia de codo, problemas digestivos y enfermedades cardíacas.

Diferentes tipos y variedades de Pastor Alemán

Pastor Alemán Blanco: características y particularidades

El Pastor Alemán Blanco es una variante de esta raza reconocida por su hermoso pelaje blanco.

Aunque no es reconocido oficialmente por los estándares de la raza, muchos amantes del Pastor Alemán aprecian su belleza única.

Estos perros tienen las mismas características físicas y de temperamento que los Pastores Alemanes tradicionales, pero con la particularidad de su color blanco.

Su pelaje requiere cuidados especiales para mantenerlo limpio y saludable.

Pastor Alemán de pelo largo: descripción y cuidados específicos

El Pastor Alemán de pelo largo es otra variante de esta raza que se caracteriza por tener un pelaje más largo y densamente poblado.

Su manto largo y suave les proporciona una apariencia elegante y distintiva. Estos perros requieren un cepillado regular para evitar enredos y mantener su pelo en buen estado.

Además, es importante prestar atención a la higiene de su pelaje, ya que pueden acumular suciedad y requerir baños más frecuentes que los Pastores Alemanes de pelo corto.

Otras variantes del Pastor Alemán: colores y diferencias notables

Además del Pastor Alemán Blanco y del de pelo largo, existen otras variantes en cuanto a colores que no son reconocidas oficialmente por los estándares de la raza, pero que son apreciadas por algunos criadores y amantes de estos perros.

Entre los colores permitidos se encuentran el negro y fuego, y existen ejemplares con pelaje atigrado y otros tonos menos comunes.

Estas variaciones de color no afectan las características de temperamento y comportamiento propias de la raza, aunque es importante recordar que la salud y el bienestar general siempre deben ser prioritarios al seleccionar un perro de cualquier variante de Pastor Alemán.

Enfermedades y condiciones propias de la raza

El Pastor Alemán, al igual que otras razas caninas, puede ser propenso a ciertas enfermedades y condiciones de salud. Es importante conocer estas posibles afecciones para poder prevenirlas, detectarlas a tiempo y proporcionar el cuidado adecuado.

A continuación, veremos las enfermedades y condiciones más comunes en los Pastores Alemanes.

Displasia de cadera y codo: prevención y cuidados

Una de las enfermedades más conocidas y frecuentes en los Pastores Alemanes es la displasia de cadera y codo.

Estas condiciones se caracterizan por una malformación de las articulaciones que puede causar dolor, cojera y dificultad para moverse.

Es fundamental realizar radiografías de las caderas y codos de los perros para detectar esta afección.

La prevención incluye la selección de ejemplares libres de displasia para la reproducción y el control del peso del perro para evitar el sobrepeso.

En caso de confirmarse la displasia, existen tratamientos disponibles, como medicación, fisioterapia y cirugía en casos graves. Los piensos de Satisfaction están enriquecidos con condroprotectores que alivian los dolores y molestias en articulaciones.

Otras enfermedades comunes y sus síntomas

Además de las enfermedades mencionadas anteriormente, los Pastores Alemanes pueden estar sujetos a otras condiciones de salud, como la enfermedad de degeneración retiniana, una afección ocular que puede llevar a la ceguera progresiva, y la enfermedad de von Willebrand, un trastorno de la coagulación sanguínea.

Es esencial estar atentos a signos y síntomas como pérdida de visión, sangrado excesivo, cojera persistente, dificultad para respirar o cambios en el comportamiento del perro. En caso de observar alguno de estos síntomas, es recomendable acudir al veterinario de confianza para una evaluación y tratamiento adecuados.

Como propietario responsable de un Pastor Alemán, es fundamental estar informado sobre las posibles enfermedades y condiciones a las que esta raza podría estar expuesta.

Conociendo estos aspectos, podrás tomar las medidas preventivas necesarias, realizar chequeos veterinarios regulares y brindar los cuidados adecuados para mantener a tu Pastor Alemán sano y feliz.

¿Qué precio tiene un Pastor Alemán?

El precio de un cachorro de Pastor Alemán en España también puede variar según varios factores, incluida la reputación del criador, la calidad de los padres, la línea de sangre, la edad del cachorro y si está registrado en un club de pedigree.

En general, el precio de un cachorro de Pastor Alemán puede oscilar entre los 900€ y los 3000€ o más. Los criadores que crían Pastor Alemán de alta calidad, con un buen pedigrí, salud y temperamento, y que han invertido en su cuidado, socialización y entrenamiento, tienden a cobrar precios más altos.

Además, los cachorros de padres campeones en exposiciones o con líneas de sangre especialmente destacadas pueden tener precios aún más elevados.

Por otro lado, los cachorros de criadores menos reputados o sin pedigrí pueden ser más económicos, pero es importante tener en cuenta que esto puede aumentar el riesgo de problemas de salud o comportamiento en el futuro.

Es crucial investigar y elegir a un criador responsable que se preocupe por la salud y el bienestar de los perros, y que proporcione garantías sobre la salud y autenticidad del pedigree.

También es importante considerar las necesidades de entrenamiento y socialización de esta raza activa e inteligente.

Beneficios y responsabilidades de tener un Pastor Alemán

Tener un Pastor Alemán como compañero de vida conlleva una serie de beneficios y responsabilidades.

– Los Pastores Alemanes son perros leales, protectores y altamente inteligentes. Establecerán un vínculo estrecho contigo y serán un gran compañero y guardián para ti y tu familia.

– Esta raza es versátil y puede desempeñarse en una variedad de roles, incluyendo perro de servicio, perro de búsqueda y rescate, e incluso perro guía.

– Los Pastores Alemanes pueden ser excelentes compañeros de juego para los niños, siempre y cuando se les socialice adecuadamente desde temprana edad.

Preguntas frecuentes

El Pastor Alemán es conocido por ser inteligente, leal, valiente y obediente. Son perros protectores con una fuerte ética de trabajo y una naturaleza cariñosa hacia sus familias.

Los Pastores Alemanes son perros activos que necesitan ejercicio regular y estimulación mental. Se adaptan bien a una variedad de actividades, como caminatas, carreras, juegos de búsqueda y obediencia, y disfrutan participando en deportes caninos como el agility y el pastoreo.

Algunos problemas de salud comunes en el Pastor Alemán incluyen displasia de cadera y codo, problemas de digestión como la torsión gástrica, enfermedades cardíacas y afecciones dermatológicas. Es importante llevar a cabo revisiones veterinarias regulares y mantener un programa de cuidados preventivos.

El pelaje del Pastor Alemán es de longitud media y requiere un cepillado regular para mantenerlo limpio y saludable. Durante las épocas de muda, es posible que necesite cepillado diario para eliminar el pelo suelto y prevenir la formación de esteras.

Sí, los Pastores Alemanes suelen ser excelentes compañeros para familias con niños. Son protectores y cariñosos con los más pequeños, pero es importante enseñar a los niños a respetar al perro y supervisar las interacciones para evitar accidentes.

La esperanza de vida típica de un Pastor Alemán es de alrededor de 9 a 13 años. Sin embargo, esto puede variar según factores como la genética, el cuidado proporcionado y la calidad de vida del perro.

Cuando se crían y socializan adecuadamente, los Pastores Alemanes son perros equilibrados y amigables. Sin embargo, como con cualquier raza, la falta de socialización, el manejo incorrecto y el abuso pueden conducir a problemas de comportamiento. Es importante proporcionar una socialización temprana y una capacitación adecuada para promover un comportamiento amigable y seguro.